Guía práctica sobre suelos para cocinas

Las reformas de cocinas siempre generan mucha confusión, hay mucha gente que a la hora de cambiar el suelo de su cocina tiene muchas dudas, no saben cuales son los suelos mas apropiados en ese caso.

Si vas a realizar reformas en tu cocina, te vamos a dar ideas sobre qué suelos son los mejores para esta estancia de tu hogar.

Tenemos que pensar sobre todo en que nuestro suelo sea práctico y, cómo no, que cumpla su función, pero no podemos olvidar que hagan de la cocina un lugar bonito y acogedor.

Ideas para hacer tu cocina más acogedora

– Suelos de porcelana rectificada: Se trata de un suelo gres cerámica de pasta compacta que además ha sido sometido a un proceso de cocción con temperaturas altas. Estos suelos son muy comunes actualmente en las cocinas y proporcionan una gran dureza y son poco porosos. Dentro de este material podemos encontrar gran variedad, ya que hay suelos de porcelana que imitan a otros como la pizarra, el acero o la madera. Posiblemente si pensamos en algo más básico lo mejor sea elegir tonos como el marfil, ceniza o el gris claro. Estos tonos son mucho mas prácticos ya que disimulan mejor la suciedad.

– Suelos cerámicos tradicionales: Este suelo ha sido el más utilizado para las cocinas en los últimos años. Tiene una capacidad baja de absorción de agua y una alta dureza.

– Suelos de madera laminados: Es la mejor opción en caso de que no quieras hacer obra y quieras hacerlo tu mismo, ya que montar estos suelos es fácil y no se ensucia nada. La variedad en este tipo de suelos es también muy amplia. Las láminas están pegadas y prensadas de manera que físicamente es muy similar a la madera de verdad.

– Suelo de vinilo o linóleo: Los dos materiales, aunque se puedan llegar a confundir, son muy diferentes, pero mucha gente los considera la opción ideal para su cocina. La diferencia que encontramos entre ellos son que el linóleo este hecho con materiales naturales mientras que el vinilo es sintético y parecido en tacto al plástico.

El linóleo está hecho con materiales como el aceite de linaza, el polvo de corcho, la piedra caliza o la harina de madera reciclada. Es impermeable, biodegradable, antibacteriano y fácil de limpiar.

El vinilo tiene un precio muy asequible y su montaje similar al linóleo.

– Microcemento: Si queremos darle a nuestra cocina un aspecto más industrial, este es el más adecuado. Es un compuesto químico cuya base es el cemento tradicional, de esa manera se obtiene un fluido de mucha dureza y flexibilidad.

Consejo práctico

Pongas el suelo que pongas es muy importante que se tenga en cuenta que a la hora de instalarlos se tienen que seguir una serie de pasos básicos para que se haga de manera correcta.

A la hora de instalar los suelos, tenemos que estar seguros de que no haya ninguna humedad sobre el soporte sobre el que estemos trabajando y, sobre todo, que sea superficie plana.

Comments are closed.