reseña breve

Cómo hacer una reseña de un libro

Escribir la mejor reseña depende de muchos factores: cuál es la función de la reseña, dónde va a aparecer, qué intención tienes al escribirla… Todo esto hace que no exista una fórmula concreta para hacer la reseña perfecta de un libro. No obstante, tenemos algunos consejos que puedes seguir para hacerlo lo mejor posible.

Las claves de una buena reseña

En primer lugar, las reseñas tienen que ser lo más cortas posibles. Aunque depende un poco del tipo de información que quieras incluir en el texto, normalmente una reseña demasiado breve es suficiente para llamar la atención de los futuros lectores. Por el contrario, un texto largo será pesado de leer y puede disuadir al público de hacerse con el libro.

Por supuesto, una habilidad esencial para hacer una reseña breve es la sintetización. Cuando empieces a escribir el texto es importante que te preguntes cuáles son los elementos fundamentales que diferencian al libro de cualquier otro. Recuerda: no es un resumen, sino una presentación del texto.

Además de ofrecer unas pinceladas sobre el contenido del libro, una reseña también tiene que argumentar para convencer (¡o disuadir!) a los lectores de animarse con la lectura del mismo. Por eso es clave escoger los trazos más especiales del texto, siempre con cuidado de no dar demasiadas pistas que estropeen la experiencia de la lectura.

Por último, no olvides que a menudo es interesante añadir datos prácticos, como el precio o el número de páginas. Algunos lectores pueden tomar su decisión final basándose en estas cuestiones.

Cuatro tipos de reseñas

Aunque las claves anteriores valen para cualquier reseña, dependiendo del lugar en el que esta vaya a aparecer, modifica por completo sus características. Por ejemplo, cuando el texto es para la portada del libro es importante que esté centrado en convencer, para ello se pueden citar opiniones de críticos de prestigio como apoyo.

Una reseña que va a ser publicada en medios de comunicación tiene un formato similar al de las reseñas que van en las portadas de los libros, con una diferencia. Esta vez el texto no acompaña físicamente a la obra, por eso es importante señalar datos visuales, como las características de la portada, la editorial o el tamaño del libro.

Las reseñas críticas, por su parte, no tienen como cometido convencer a los lectores, sino relacionar un libro con otras obras literarias o artísticas. Para hacer un análisis tan profundo es necesario hacer una lectura atenta de la obra e investigar para poder encontrar los elementos que tienen en común con otros artículos culturales y cuáles son sus influencias.

Por último, una reseña de tipo emocional tiene la ventaja de que resulta la más sencilla de escribir, pues tan solo hay que explicar los sentimientos que el libro ha producido en nosotros. Al contrario que las anteriores, el tono de este tipo de reseñas es totalmente subjetivo.

Teniendo en cuenta todos los tips anteriores conseguirás escribir la mejor reseña, adaptándola al formato que le corresponde y cosechando el éxito que merece.

Deja un comentario

Your email will not be published. Name and Email fields are required.